Blog

CONSEJOS PARA COMBATIR LA MALA DIGESTIÓN

Algunos de los síntomas son acidez, inflamación, dolor, gases, reflujos, náuseas y mal aliento. Sin embargo, su origen es variado.

La mala digestión ocurre cuando el metabolismo es incapaz de procesar correctamente los alimentos, provocando dolencias para quien la padecen. Este trastorno, conocido también como dispepsia, suele ser recurrente y se prolonga en el tiempo, por eso no se debe confundir con indigestión, que se da esporádicamente a raíz de comer en exceso y de forma abrupta.

El origen de la mala digestión se puede establecer por enfermedades gástricas, intolerancia a ciertos productos (lácteos, por ejemplo), una dieta alta en grasas, diabetes, problemas a la tiroides, estrés o causas desconocidas (dispepsia funcional). Con el propósito de combatir esta condición, te recomendamos los siguientes consejos. No olvides siempre consultar con tu médico.

Mejora tu Digestión

  • Fija un horario para tus comidas, así el reloj biológico se acostumbra a una hora regular y favorece la buena digestión.
  • Consume alimentos ricos en fibra ya que evitan el estreñimiento.
  • Controla la ansiedad. Cuando te sientes a la mesa, trata de que sea en un ambiente tranquilo, relajado y que esa instancia sea un momento de recreación ante sus labores.
  • Adopta a tu dieta hábitos saludables, como beber abundante agua y reducir el consumo de azúcar, café, alimentos saturados y sal.
  • Haz ejercicios. Para mejorar el trabajo intestinal, práctica algún deporte entre semana. Verás resultados en poco tiempo.