Blog

INTOLERANCIA A LA LACTOSA Y CALIDAD DE VIDA

¿Cómo incide esta enfermedad en la calidad de vida de las personas? ¿Qué soluciones existen a este problema? Acá te lo contamos.

Cómo afecta la intolerancia a la lactosa

Típico: te reúnes con amigos y mientras ellos se devoran una pizza, tú quedas mirando. O mientras en la mesa disfrutan de unos ricos helados, tú te contentas con un jugo… y no es que estés a dieta, es que tienes intolerancia a la lactosa y todos aquellos alimentos derivados de la leche te producen síntomas desagradables.

Para tu cumpleaños, ni pruebas la torta. Los capuccinos están prohibidos para ti y para qué hablar de unos fetuccini con Salsa Alfredo. La intolerancia a la lactosa es una condición que se genera cuando tu cuerpo no produce (o lo hace en bajas cantidades) la enzima lactasa, encargada de la metabolización de la lactosa que es el azúcar de la leche.

Cómo afecta tu calidad de vida

Esta condición es más común de lo que piensas. Se estima que el 70% de la población mundial tiene intolerancia a la lactosa en algún grado, incluyendo a adultos y niños. En Chile, más del 50% de los adultos sufre cuando consume lácteos, aunque no siempre está debidamente diagnosticada porque sus síntomas no son específicos y suelen confundirse con los de otras enfermedades (como el colon irritable).

Uno de los principales problemas que conlleva ser intolerante a la lactosa, es que la calidad de vida de la persona se ve afectada. En términos de salud, existen estudios que relacionan la intolerancia a la lactosa con la osteoporosis, enfermedad que debilita tus huesos, porque quienes tienen esta condición dejan de consumir productos lácteos (principal fuente de calcio).

Por otro lado, hoy, son muchos los alimentos (e incluso medicamentos) que contienen leche o alguno de sus derivados como ingrediente en la elaboración… ¡y muchos de ellos son muy ricos! Algunas personas optan por usar sustitutos de la leche para cocinar, pero es difícil controlar los ingredientes que contienen las comidas que consumes fuera de tu casa.

Quizás eres de los que repasa la carta una y otra vez, o de los que pregunta “qué le echaron a la salsa” cuando vas a comer a casas de amigos. Esta constante preocupación, genera un estrés poco saludable. También está la opción de comer y asumir las consecuencias: distensión abdominal, puntadas en el estómago, náuseas, diarrea… definitivamente, esto merma tu calidad de vida.

¿Qué soluciones existen?

Si bien abstenerse es una opción, también existen otras alternativas que te permiten volver a disfrutar de lo que más te gusta. Una de ellas, es Diolasa, que te ayuda a prevenir los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Que la próxima vez no te cuenten lo rica que estaba tu torta de cumpleaños o lo buenos que quedaron los ñoquis con salsa 3 quesos. Toma Diolasa 15 minutos antes, y dedícate a disfrutar sin las molestias de la intolerancia a la lactosa.